ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

atm-graficos
bruxismo
atm-bruxismo
La ATM (articulación temporomandibular) es la articulación que nos hace posible realizar, entre otros, los movimientos masticatorios; la que permite que la mandíbula se articule con el cráneo a través del hueso temporal, delante del oído y en cada lado de la cabeza.
Es una de las articulaciones más usadas y fuertes del cuerpo, se puede localizar poniendo los dedos delante de cada oído y presionando firmemente al abrir y cerrar la boca. Está conducida por varios pares de músculos y ligamentos encargados de permitir todos sus movimientos. Si las ATM funcionan correctamente, no deberíamos sentir dolor ni molestias al abrir y cerrar la boca.
💥Su disfunción afecta a un tanto por ciento muy elevado de la población, en proporción de tres mujeres por cada hombre.
En las imágenes se muestra el complejo entramado muscular que la forma.

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción de la ATM?

  • Dolor: Alrededor de uno o los dos oídos (en una o en las dos ATM), que se puede irradiar a la cabeza –principalmente a las sienes-, mandíbula, boca, garganta, nuca, cuello y hombros.
  • Ruidos articulares como chasquidos, crujidos y/o auditivos como zumbidos o pitidos.
  • Funcionales:Articulares , como saltos, luxaciones; musculares como la dificultad para abrir la boca, para masticar, contracturas, dolor de cabeza, cuello y espalda; oclusales, como apretar o rechinar los dientes (bruxismo), con el consiguiente desgaste de la estructura dentaria, sensación de “cerrar mal”; auditivos como dolor de oído, taponamiento, mareos, oír menos…
  • Otros: Adormecimiento de la piel de la cara, picor/hormigueo en la zona alrededor del oído, sequedad de la boca, molestias en los ojos o en la visión, nerviosismo, ansiedad…

¿Por qué todos estos síntomas?

Costen (Otorrinolaringólogo, 1934) los explicó como la suma de una neuralgia y una disfunción. La ATM está inervada por el nervio aurículotemporal, rama del trigémino, un nervio muy sensible al dolor, por lo que su irritación produce tan abundante sintomatología.
Es importante recalcar que el tratamiento de esta disfunción debe ser interdisciplinar. El Odontólogo, el Ortodoncista, el Fisioterapeuta y el Logopeda se encargan de reducir los factores causantes y de tratar el dolor secundario a dicha disfunción. En nuestro ámbito, el objetivo es devolver la correcta función a la ATM reduciendo el dolor a través de diversos tratamientos:.

Terapias manuales: Relajación muscular mediante la desactivación de puntos gatillo, técnicas miofasciales y tratamiento manual en zonas periféricas a la ATM como cuello y espalda.
Ejercicios activos y movilizaciones.
Educación postural.
Tratamientos especiales para el dolor, como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, la punción seca de los puntos gatillo, o la aplicación de frío o calor en las zonas doloridas.
Procedimientos de autorrelajación.

Si crees que puede ser tu caso, estaré encantado de que me consultes y poder ayudarte, ya que a través de esta especialidad se logran resultados muy gratificantes.

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

La ATM (articulación temporomandibular) es la articulación que nos hace posible realizar, entre otros, los movimientos masticatorios; la que permite que la mandíbula se articule con el cráneo a través del hueso temporal, delante del oído y en cada lado de la cabeza.
Es una de las articulaciones más usadas y fuertes del cuerpo, se puede localizar poniendo los dedos delante de cada oído y presionando firmemente al abrir y cerrar la boca. Está conducida por varios pares de músculos y ligamentos encargados de permitir todos sus movimientos. Si las ATM funcionan correctamente, no deberíamos sentir dolor ni molestias al abrir y cerrar la boca.
💥Su disfunción afecta a un tanto por ciento muy elevado de la población, en proporción de tres mujeres por cada hombre.
En las imágenes se muestra el complejo entramado muscular que la forma.

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción de la ATM?

  • Dolor: Alrededor de uno o los dos oídos (en una o en las dos ATM), que se puede irradiar a la cabeza –principalmente a las sienes-, mandíbula, boca, garganta, nuca, cuello y hombros.
  • Ruidos articulares como chasquidos, crujidos y/o auditivos como zumbidos o pitidos.
  • Funcionales:Articulares , como saltos, luxaciones; musculares como la dificultad para abrir la boca, para masticar, contracturas, dolor de cabeza, cuello y espalda; oclusales, como apretar o rechinar los dientes (bruxismo), con el consiguiente desgaste de la estructura dentaria, sensación de “cerrar mal”; auditivos como dolor de oído, taponamiento, mareos, oír menos…
  • Otros: Adormecimiento de la piel de la cara, picor/hormigueo en la zona alrededor del oído, sequedad de la boca, molestias en los ojos o en la visión, nerviosismo, ansiedad…

¿Por qué todos estos síntomas?

Costen (Otorrinolaringólogo, 1934) los explicó como la suma de una neuralgia y una disfunción. La ATM está inervada por el nervio aurículotemporal, rama del trigémino, un nervio muy sensible al dolor, por lo que su irritación produce tan abundante sintomatología.
Es importante recalcar que el tratamiento de esta disfunción debe ser interdisciplinar. El Odontólogo, el Ortodoncista, el Fisioterapeuta y el Logopeda se encargan de reducir los factores causantes y de tratar el dolor secundario a dicha disfunción. En nuestro ámbito, el objetivo es devolver la correcta función a la ATM reduciendo el dolor a través de diversos tratamientos:.

Terapias manuales: Relajación muscular mediante la desactivación de puntos gatillo, técnicas miofasciales y tratamiento manual en zonas periféricas a la ATM como cuello y espalda.
Ejercicios activos y movilizaciones.
Educación postural.
Tratamientos especiales para el dolor, como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, la punción seca de los puntos gatillo, o la aplicación de frío o calor en las zonas doloridas.
Procedimientos de autorrelajación.

Si crees que puede ser tu caso, estaré encantado de que me consultes y poder ayudarte, ya que a través de esta especialidad se logran resultados muy gratificantes.
atm-graficos
bruxismo
atm-bruxismo
633 40 40 08